CLASES PARTICULARES DE GUITARRA

CONSULTAR DISPONIBILIDAD POR CORREO: info@marcosgarcia.net 

¿En más de una ocasión has pensado en aprender a tocar la guitarra pero no has encontrado el momento? ¿Al intentar aprender por tu cuenta te enfrentas a un montón de información, documentación, libros y vídeos en Internet y no sabes qué hacer ni por donde empezar o continuar? ¿Te sientes estancado desde hace mucho tiempo? Es el momento de que nos conozcamos y aprendamos a tocar juntos 🙂

¿QUÉ PODEMOS APRENDER JUNTOS?

Teoría musical

Figuras musicales, rítmica, solfeo, acordes, progresiones, armonía, modulaciones...

Análisis

Comprender qué se esconde detrás de las estructuras y distintas melodías de una obra.

Canciones

Aprender tus canciones favoritas, desde los rudimentos hasta los pequeños arreglos.

Composición

Proporcionándote herramientas para componer tus propias canciones.

Géneros

Qué se esconde detrás del pop, rock, blues, metal, funky, soul, progresivo...

Técnica

Células rítmicas simples y compuestas, legatto, hammer, tapping, hybrid, sweep picking...

METODOLOGÍA DE TRABAJO

Siento ser yo quien te lo diga, pero no hay SECRETOS ni MILAGROS a la hora de aprender a tocar un instrumento, pero que esto no te desanime, ¡Al contrario! 

Cada uno de nosotros/as tiene unos gustos particulares, unos conocimientos previos y unas destrezas ya adquiridas (y otras por adquirir) que supondrán el punto de partida para establecer un camino o proceso de enseñanza-aprendizaje por lo tanto, NO EXISTE un método unánime que sirva para todos.

Si quieres aprender a tocar la guitarra es porque quieres disfrutar de la experiencia de tocar las canciones de tus artistas favoritos o bien componer tus propias canciones y quien sabe, incluso formar tu propio grupo y yo te puedo proporcionar las herramientas.

¡ESTOY CONVENCIDO! ¡ARRANCAMOS!

PRIMERA TUTORÍA
(2 SESIONES · 1 HORA CADA UNA)

¿Quieres una primera toma de contacto?
Puedes solicitar esta súper oferta de dos sesiones de 1 hora cada una.

SESIÓN #1 · DIAGNÓSTICO Y EVALUACIÓN

Nos conoceremos, intercambiaremos ideas, observaremos tu nivel con el instrumento y los objetivos que te gustaría alcanzar a medio y largo plazo

SESIÓN #2 · INTERVENCIÓN

Para la segunda sesión trabajaremos juntos una serie de materiales didácticos que habré diseñado exclusivamente para ti que serán el punto de partida para alcanzar tus objetivos.

PLAN MENSUAL
(4 SESIONES · 1 HORA CADA UNA)

Ya nos conocemos, es el momento de elegir sabiamente: ¿quieres que continuemos aprendiendo juntos a tocar la guitarra? 🙃 Mi recomendación es que te sumes al plan mensual de cuatro sesiones mensuales (1 clase/tutoría por semana).

Algunas de las "cositas" que obtendrás en mis clases:

  • Backing tracks
  • Partituras y tablaturas en .pdf, .gp5 y .gp7.
  • Grabaciones en vídeo de explicaciones y ejercicios
  • Seguimiento personalizado de tu progreso
  • Contacto directo a través de WhatsApp o Telegram
  • Disfrutar aprendiendo y tocando música
  • F.A.Q. O PREGUNTAS FRECUENTES

    Las clases pueden adoptar cualquiera de los dos formatos, tanto presencial como online. Como es lógico, las clases presenciales exigen que estés ubicado cerca de mi ciudad (Granada). Las diferencia entre ambos tipos de clase distan realmente muy poco, aunque siempre es recomendable que cuentes con una buena conexión a Internet.

    Mi primera respuesta es no debido a que, el lugar en el que imparto las clases presenciales actualmente cuenta con todos los recursos que podemos necesitar premeditada o improvisadamente, hablamos de:

    • Sistemas de amplificación.
    • Equipos de grabación de audio y de vídeo.
    • Distintos tipos de guitarras (españolas, acústicas y electro-acústicas, eléctricas)
    • Accesorios: trípodes, cejuelas, púas, juegos de cuerdas de distinto calibre.
    • Libros de teoría musical
    • Editores de partituras y tablaturas

    La experiencia me ha hecho constatar dos factos: como profesor me ofrece mayor garantía y seguridad trabajar en el mismo entorno de trabajo y el alumno/a se siente más cómodo y aprende mejor sin tener las distracciones propias de su hogar (llamadas, ruidos u otros imprevistos).

    ¿Es un no tajante? Por supuesto que todo es negociable, pero mi objetivo es enseñar y que tú aprendas y para ello es indispensable un entorno adecuado.

    Como es lógico, siempre es recomendable contar con una guitarra, esta puede ser clásica, flamenca, acústica o eléctrica, el tipo de guitarra que sea NO es importante para empezar, no es verdad que sea necesario comenzar por una guitarra clásica.

    Hay algo que siempre me gusta decir a todos mis estudiantes, la gran dificultad de la guitarra reside en hacer sonar bien el instrumento, lo cual conlleva un tiempo que no podemos definir, pues cada persona cuenta con sus propias particularidades..

    Pero este instrumento cuenta con una gran ventaja, al tratarse de un instrumento polifónico, con muy pocos recursos pueden conseguirse unos resultados impresionantes.

    Siempre sucede lo mismo a todos los estudiantes: la sensación de satisfacción a la hora de conseguir lo que te propones no tiene precio.

    Esta pregunta es compleja y es necesario quitar prejuicios en ambas caras de la moneda desde el primer momento.

    El conservatorio como bien define el propio término, pretender “conservar” o “preservar” una concepción de la música que podemos definir como tradicional: desde las obras hasta las técnicas, es de enorme responsabilidad y elogio el trabajo que desarrollan.

    Luego, este no es el único medio o metodología para aprender música o dominar un instrumento.

    Una metodología libre, un proceso de enseñanza-aprendizaje bidireccional, el autoaprendizaje o el propio ensayo-error tienen la misma validez que cualquier otra metodología.

    ¡NO! Nunca es tarde para comenzar una nueva afición, hay que desmitificar que para aprender a tocar un instrumento hay que empezar muy joven. Cierto es que a partir de los 8 años los niños y niñas cuentan con el suficiente desarrollo psicomotor e independencia lateral para introducirles un instrumento (leamos bien: introducir un instrumento), pero el proceso de aprendizaje en su caso es largo y progresivo, pensad que además

    ¿Qué sucede con los adultos? Incluyo en adultos todos aquellos mayores de 16 años (en la mayoría de casos)

    La respuesta es sencilla: cuanto más, mejor; pero lo mejor será dar una respuesta realista: lo ideal sería tener mínimo una clase semanal individual, en ellas se plantean una serie de objetivos particulares siendo conveniente trabajarlos durante unos 30 minutos diarios como mínimo.

    ¡Ojo! Hablamos de 30 minutos REALES. Fuera móviles, fuera distracciones, enfocar toda tu concentración en el instrumento, disfrutando del proceso de aprendizaje de forma inherente y los resultados aparecerán por sí solos.

    Es una pregunta muy difícil de responder pues, cada persona cuenta con una serie de conocimientos previos y todos y cada uno de nosotros se plantea una serie de objetivos los cuales pueden encontrarse más cerca o más lejos.

    Si imaginamos que partimos de cero (que no tenemos ningún tipo de conocimiento musical), me atrevería a decir que una persona adulta puede tardar entre 1 o 2 años en dominar el instrumento con cierta soltura y destreza.